google-site-verification=xhPteP52iTK9SxOD_CJAxm7V9LyVCFZqNpQtkhcwyQQ

DI ADIÓS A LAS ÚLCERAS GÁSTRICAS DE TU CABALLO.



Las úlceras gástricas son llagas en la pared/revestimiento del estómago que se producen debido a la erosión de la membrana mucosa que protege estas paredes.

El ácido gástrico se produce en la mucosa glandular, que es el responsable de ayudar a la digestión de los alimentos y de neutralizar las bacterias y sustancias toxicas para nuestros animales que ingieren junto con la comida.

Lo sorprendente es que el ácido gástrico, al formarse en la parte inferior del estómago, esas paredes están reforzadas, pero las paredes de la parte superior no

son tan resistentes a este ácido y pueden causar problemas como el que estamos comentando.




¿POR QUÉ SE PUEDEN PRODUCIR ESTAS ÚLCERAS?


Estas inflamaciones estomacales pueden deberse a dos circunstancias: la falta de saliva o el exceso de concentrado.


- Si bien conocemos la vida natural de los caballos en libertad, sabremos que son fanáticos del constante pastoreo natural, lo que implica a su vez una constante ingesta de alimentos con pocas calorías y mucha fibra, por lo que su estómago siempre está con contenido.

El problema llega cuando por razones de alimentación nuestro caballo no obtiene esa cantidad necesaria de alimento para neutralizar el ácido gástrico. Puede ser debido a que el caballo no genere la suficiente saliva en su ingesta como para neutralizar el ácido o que no ingiera la suficiente cantidad de forraje para tener la capacidad de su estómago parcialmente completa y que las paredes no se vean desnudas frente al ácido.

- Por naturaleza los caballos son animales nerviosos, y a la hora de la masticación y la ingesta, lo son mucho más. Como estamos hablando de animales fanáticos de la comida, debemos saber también que debemos controlar mucho el tema de la alimentación, dado que muchas de las veces se da por alto que pastan “verde” y nos olvidamos de su cuidado.

Si proporcionamos excesos de pienso concentrado sin presencia de forraje, el caballo lo masticará rápidamente sin generar la saliva que necesita. Además muchos piensos contienen almidón y azúcar, digeribles de manera distinta a la fibra, lo cual puede dar lugar a la aparición de las úlceras gástricas.



También pueden aparecer debido al abuso de medicamentos que reduzcan la protección del revestimiento del estómago, como los analgésicos y los corticosteroides, entre otros.

Los caballos no son animales solitarios ni animales que les apasione estar encerrados. Si nos olvidamos de esto, estamos dejando vía libre a la formación de estás úlceras, ya que también aparecen por el estrés que les podamos generar.


Si no les proporcionamos una salida constante a pastar y a liberarse de la cuadra, para que así también entren en contacto con más miembros de su especie, y además les premiamos con alfalfa para caballos rica en fibra, nos podremos dejar de preocupar por estás inflamaciones estomacales.


Tampoco podemos exceder su capacidad de entrenamiento, porque si les obligamos a realizar un trabajo intenso, podemos provocar la contracción de su estómago y la subida de esos ácidos a la parte superior del estómago, que como hemos mencionado anteriormente, está menos recubierta que la inferior y es más sensible.

¿Hay caballos propensos a padecerlas?


Las úlceras gástricas se pueden relacionar principalmente con los caballos de competición, debido al método de alimentación. Estos caballos son alimentados con altos porcentajes de concentrado y bajos de fibra, lo que hemos comentado que es una de las principales causas de la aparición de úlceras. Además, someter a los caballos a altos esfuerzos competitivos, así como largos viajes, puede provocar la contracción del estómago, haciendo que los ácidos gástricos ataquen a partes desprotegidas del estómago.


Podemos extrapolar también esta patología al resto de tipos de caballos. Una mala alimentación, aislamiento constante en un box, poca salida deportiva, etc, provocará la formación de las inflamaciones.

¿Es preocupante la formación de dichas úlceras?


Todo depende de la preocupación que tengas por tu animal. En realidad, no son síntomas preocupantes, simplemente tiene inflamación estomacal y eso nunca es bueno para su salud.

Si evadimos esta preocupación el caballo tendrá dificultades al andar debido a esa inflamación y no estará preparado para realizar ejercicio físico, lo que supondría la aparición de otro tipo de patologías corporales causadas por el sedentarismo del caballo.

Asique si, si te preocupa lo que acabamos de mencionar, no olvides cuidar la alimentación de tu caballo desde el detalle más básico.

¿Qué puedo hacer?


La alimentación juega a favor en la lucha contra las úlceras gástricas. Si al masticar el caballo produce saliva que neutraliza el ácido gástrico, favorecerá la desaparición de las úlceras. Por tanto, debemos proporcionar alfalfa rica en fibra, heno o ensilado, tanto de día como de noche. No debes preocuparte por la posible subida de peso, siempre podrías aportarle forraje rico en fibra y bajo en calorías.


Si tu caballo necesita energía, debes suministrarle fibra de calidad. Si le aportas un alimento concentrado, que tenga aceite y fibra digestible como fuente de energía y divídelo en diversas pequeñas tomas al día. Suministra el forraje primero para aumentar la cantidad de saliva o mezcla el pienso con un producto rico en fibra para fomentar la masticación.


----


Como puedes observar, la alimentación de los caballos es mucho más compleja y requiere de más atención de la pensada. Desde Alfava te proporcionamos toda la información necesaria que necesites respecto a cuestiones sobre la alimentación de tu caballo, así como información analítica de todos nuestros productos para que en todo momento estés informado/a de sus componentes y porcentajes.

Contacto:

+34 679 50 22 79

Dto. comercial: javier.alfava@gmail.com
Administración: sergio@alfava.es​

Atención al cliente:

Lun – Vie: 9:00 a 13:00 y de 16:00 a 18:00

  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Facebook

© ALFAVA 2020