google-site-verification=xhPteP52iTK9SxOD_CJAxm7V9LyVCFZqNpQtkhcwyQQ

ELIMINA LOS PARÁSITOS EXTERNOS DE TUS AVES DE CORRAL


En este artículo comentaremos las debilidades que pueden ocasionar los parásitos externos en tus aves de corral, cuáles son los más frecuentes y las vías más eficaces para eliminarles del gallinero, cesando así la infección a sus gallinas.


La acción patógena de los parásitos puede llegar a provocar graves lesiones y enfermedades a nuestras aves. Por tanto, el avicultor no debe permitir la entrada de estos vectores infecciosos, ya que, si la entrada no es advertida, los estragos ocasionados en el aviario pueden ser mayores.

Para ello, se deben de controlar constantemente los niveles de humedad, la desinfección de las instalaciones, la limpieza de los productos de desecho generados en el aviario, cumplir las normas de bioseguridad y estar al tanto de los niveles de salud de las aves, pudiendo revisar las heces de los animales o la presencia de parásitos en los suelos.


Los parásitos externos, o ectoparásitos, viven fuera del sistema del organismo afectando al mismo. Estos patógenos se cuelan a las instalaciones del aviario por pequeñas gritas, paredes y suelos, de tal forma que el avicultor responsable, debe reforzar estos lugares y protegerlos de la entrada de estos microorganismos.

Algunos de los parásitos que aparecen con mayor frecuencia son los piojos, que causan irritación al ave alimentándose de las células muertas de estos, garrapatas, pulgas y chinches, entre otros.


ÁCAROS

Son los patógenos más perjudiciales para la mayor parte de las aves. Hay diversos tipos de ácaros, desde los que viven de la sangre de las gallinas, pasando por los que penetran en su piel, hasta los que viven sobre sus plumas, encareciendo la calidad de estas.

Algunos de los síntomas que producen estos patógenos son la irritación, el descenso en la producción de huevos, el corte en el desarrollo de crecimiento, pérdida de sangre y daños en el plumaje de las aves. En casos extremos, bajos niveles de sangre pueden provocar anemia, y desembocar en la muerte.


GARRAPATAS

Son patógenos similares a los mencionados anteriormente, pero estos se caracterizan por ser altamente resistentes a no alimentarse durante largos períodos de tiempo, aprovechando la puesta del sol para salir de sus escondites y alimentarse de las aves, ocasionando la reducción en la puesta de huevos y causando un debilitamiento general en la población aviar del gallinero.


PIOJOS

Son un tipo de insecto más específico que parasita en aves y en lugares de ésta determinados.

Causan irritación en la superficie de la dermis de las aves, provocando su alteración y causando el aumento en el picaje individual y estrés, que ocasionará la bajada de peso, la inquietud de las gallinas y la reducción en la puesta de huevos.


¿Cuáles son las opciones más viables y de mayor interés para eliminar los patógenos del aviario?

Siempre hay que tener en cuenta el tipo de ataque del parásito, si lo está haciendo de manera individual o colectiva, del nivel en el que se encuentra este ataque y de los daños colaterales que se pueden provocar en la desinfección del aviario. Para evitar este desasosiego, hemos mencionado anteriormente que la mejor opción es mantener una revisión constante de las instalaciones.


Dependiendo del nivel de ataque al aviario, destacaremos los siguientes métodos de eliminación de estos patógenos:



BAÑOS DE POLVO

La tierra de diatomea es una roca sedimentaria silícea, formada por microfósiles de diatomeas, que son algas acuáticas unicelulares que secretan un esqueleto silíceo llamado frústula. Esta tierra ecológica y no tóxica se esparce entre las plumas de nuestras aves, eliminando todo tipo de humedad existente y deshidratando los parásitos encontrados hasta matarlos.

Sin embargo, hay que tener en cuenta la peligrosidad paralela que puede encontrarse en estos baños. Siempre que se realicen hay que evitar el contacto con los ojos y las vías respiratorias de las aves, para no provocar lesiones adversas.


CHAMPÚS ANTI-PULGAS

Es un tipo de desinfección individual de cada ave, por el cuál se eliminarán de manera eficaz todos los parásitos externos que se encuentren habitando en ellas.

La mejor aplicación de este método es la limpieza de manera individual de cada gallina, y la desinfección del aviario, para evitar la reincidencia de los patógenos, una vez volvamos a ingresas a las aves en el corral.


ACEITE DE LINAZA

Es un método de recubrimiento de las posibles entradas al aviario de estos microorganismos. Como inconveniente, cabe destacar que es un método sucio y puede provocar resbalones en las instalaciones.


INSECTICIDA

Como última opción, si la plaga está muy propagada, se debe de contactar con una empresa de desinfección o con un grupo veterinario para tratar las instalaciones con la mayor experiencia posible.

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Contacto:

+34 679 50 22 79

Dto. comercial: javier.alfava@gmail.com
Administración: sergio@alfava.es​

Atención al cliente:

Lun – Vie: 9:00 a 13:00 y de 16:00 a 18:00

  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Facebook

© ALFAVA 2020