google-site-verification=xhPteP52iTK9SxOD_CJAxm7V9LyVCFZqNpQtkhcwyQQ

¿Te dedicas a la cría de gallinas o al negocio de huevos?

Actualizado: mar 24

Un adecuado manejo de la vida de la gallina ponedora es la clave para obtener una calidad de huevo excelente. Tener ejemplares con buena genética (Lohmann) no es suficiente ya que son muchos los factores que inciden sobre la calidad del huevo, los cuáles deben ser controlados. Es cierto que la iluminación, la dieta o la ventilación son los vectores de producción más controlados por los granjeros, pero en los nuevos sistemas de producción alternativa, la gallina con más libertad requiere de un control mayor.  

El picaje y estrés son factores negativos que afectan de forma más común a los profesionales avícolas. Numerosos estudios avalan el uso de “enrequecimientos” o formas de entretenimiento para las gallinas, desde el primer día que entran en la granja. Uno de los métodos más utilizados y que mejor comportamiento está teniendo, es el uso de la alfalfa deshidratada. 

La alfalfa, por un lado, actúa de entretenimiento para las gallinas cuando se encuentran dentro del aviario, evitando por tanto, el picaje entre ellas. Es importante que la alfalfa se coloque antes de que las gallinas muestren síntomas agresivos que puedan derivar en canibalismo. Asimismo, su uso es muy recomendable desde la recría de gallinas, ya que se van a familiarizar con la alfalfa desde muy pequeñas. Por otro lado, la alfalfa es un producto con un alto porcentaje de fibra, cerca del 40%, lo que estimula la actividad intestinal de las aves, obteniendo una molleja más dura y reducción de problemas de infección. 

Desde Alfava animamos a nuestros lectores a visitar nuestra página web y poder conocer a fondo los beneficios del uso de alfalfa en las granjas avícolas.

Contacto:

+34 679 50 22 79

Dto. comercial: javier.alfava@gmail.com
Administración: sergio@alfava.es​

Atención al cliente:

Lun – Vie: 9:00 a 13:00 y de 16:00 a 18:00

  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Facebook

© ALFAVA 2020